Corporate Compliance


¿Qué es compliance?

El término o función Compliance describe la capacidad de una empresa u organización de actuar acorde a derecho, a sus propias normas internas, a recomendaciones y estándares vigentes. Puede ser definido como la función independiente que identifica, asesora, alerta, monitorea y reporta los riesgos de sanciones, riesgos de pérdidas financieras y riesgos por pérdidas de reputación que se producen por inobservancia de leyes, regulaciones, códigos de conducta y estándares de buenas prácticas.

¿Por qué se habla de compliance en Argentina?

Porque se ha sancionado la Ley 27.401 de Responsabilidad Penal de las personas jurídicas. Esta ley reforma el Código Penal, atribuyendo responsabilidad penal a las empresas y organizaciones por la comisión de delitos por parte de las personas físicas que la integren o que se vinculen con ella de algún modo. Entre los delitos de los que podría ser penalmente responsable una empresa se encuentran los delitos de cohecho, tráfico de influencias nacional o transnacional, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, concusión, enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados, y falsificación de balances.

A través de la incorporación de programas de integridad...

La ley incentiva a las empresas u organizaciones a desarrollar mecanismos y procedimientos internos de control, adecuados a su envergadura y a los riesgos de su actividad, a fin de impedir que personas físicas se valgan de la empresa, de sus medios y de sus recursos para llevar a cabo acciones criminales o, en su caso, detectar las maniobras ya perpetradas y denunciarlas ante las autoridades.

La implementación de un Programa de Compliance adecuado...

Permite la reducción o eximición de las penas previstas en la Ley: i) Multa de 2 a 5 veces el beneficio indebido obtenido o que se hubiere podido obtener, ii) suspensión de sus actividades en forma total o parcial, iii) suspensión para participar en concursos o licitaciones públicas o cualquier otra actividad vinculada al Estado Nacional, iv) disolución de la personería, v) pérdida o suspensión de los beneficios estatales, vi) publicación de sentencia condenatoria.

Las empresas que contraten con el Estado Nacional deberán contar con un Programa de Compliance de forma obligatoria.

¿En qué consiste un programa de compliance o de integridad?

Consiste en establecer las políticas y procedimientos adecuados y suficientes para garantizar que una empresa u organización, incluidos sus directivos, empleados y agentes vinculados, cumplan con el marco normativo vigente.

Dentro del marco normativo no deben considerarse únicamente las normas legales desde un punto de vista meramente formal, como es el caso de leyes, decretos y reglamentos, sino que deben incluirse en el mismo las políticas internas, los compromisos con clientes, proveedores o terceros y especialmente los códigos de ética que la empresa se haya comprometido a respetar, pues existe una multitud de casos en los que una actuación empresaria puede ser legal pero no ética.

Un programa de Compliance tiene como objetivo establecer un modelo de organización y gestión para la prevención de riesgos penales, que debe seguirse y aplicarse por todas las personas que formen parte de la organización empresarial. Es un mecanismo de control efectivo para evitar conductas irregulares de los empleados y un importante elemento de defensa de la empresa ante la comisión de un delito. Tener implantado de forma efectiva un programa de Compliance puede evitar ser gravemente multado, garantizar la continuidad de la empresa u organización, evitar el daño reputacional que pueden ocasionar las violaciones a normas medio ambientales, incumplimientos de estándares de gobernanza, actos de discriminación, asuntos de consumidores, etc.

¿Por qué elegir nuestros programas de compliance?

Nuestros programas de compliance despliegan una función permanente de control de las exigencias legales (cumplimiento normativo) favoreciendo un ambiente ético y de buenas prácticas, basado en valores y principios (cultura de compliance).

Promovemos la creación de cultura de cumplimiento desde la Alta Dirección en el entendimiento de que el éxito del programa de compliance depende de que el mismo sea considerado esencial en la estrategia del plan de negocios de la organización.

Establecemos una adecuada supervisión y control, políticas y procedimientos de compliance, un sistema de gestión de riesgos, capacitación, el canal de denuncias y un sistema de mejora continua.

Estamos convencidos de que un compliance gestionado para alcanzar las metas fijadas por la Alta dirección se traducirá en crecimiento económico, humano, tecnológico, creando en la organización una ventaja competitiva de sostenibilidad.

Nuestros programas se adecúan a los riesgos propios de la actividad, al tamaño de la organización y a su capacidad económica, con el fin de prevenir, detectar, y remediar hechos delictivos abarcados por la Ley o aquellos que se pretenda perseguir.

Cada Programa se compone de los siguientes elementos clave:

  • Compromiso de la Alta Dirección “Tone from de Top”
  • Código de Etica o Conducta
  • Mapeo de riesgos penales
  • Elaboración de procedimientos de actuación con un enfoque basado en los riesgos detectados
  • Establecimiento de un canal de denuncias
  • Capacitaciones periódicas
  • Sanciones disciplinarias
  • Sistemas de revisión periódica
  • Establecimiento de un responsable interno a cargo del desarrollo, coordinación y supervisión del programa de integridad